Crónica del primer evento TEDx en Río Cuarto

Hoy viernes 9 de octubre del 2015 se realizó el primer evento TEDx en la ciudad de Río Cuarto.
Luis Losinno. Instagram.

Un viernes de agosto a la tarde llegué a casa y prendí la tele. Justo empezaba el programa que conduce Guillermo Jeremías en el canal 13 de Río Cuarto, Así Son las Cosas. He de ser sincero y decir que rara vez veo el programa, pero ese día cuando prendí la tele justo estaba en ese canal y el programa apenas comenzando. “Hoy vamos a estar hablando de un formato de charlas que si bien tiene sus años de existencia, se presenta por primera vez en la ciudad de Río Cuarto“, dijo Guillermo. Listo, con eso se ganó mi atención y decidí no cambiar de canal para saber de qué hablaba. Me quedé atento, enganchado al programa, hasta que vi que se trataba del primer evento TEDx en la ciudad.

Siendo fan de verme algunas charlas TED y TEDx cada dos por tres, no podía estar más contento. Desde que vi las primeras charlas me quedé con ganas de poder asistir alguna vez a un evento en vivo.

 

La verdad más de una vez pensé “me encantaría que se hiciera acá”. Lo bueno es que alguien más pensó eso, pero a diferencia de mí y quizá de muchos, pasó a la acción y empezó a contagiar a más gente con la idea de traer las charlas TEDx a Río Cuarto. Misión cumplida. Gracias a este loco que contagió a más locos, hoy viernes 9 de octubre de 2015 fui al primer evento TED independiente realizado en mi ciudad.

 

Lo más loco, es que creí que no iba a poder ir. El cupo de asistentes estaba limitado a 100 personas, así que las entradas se conseguían por sorteo. Se hicieron dos sorteos y no quedé en ninguno. Admito que fue frustrante, porque esperaba el evento con ansias. Por suerte, la noche antes avisaron por Facebook que debido a que mucha gente no había confirmado su asistencia se habilitaba la inscripción hasta agotar cupos. Habían pasado algunas horas desde que hicieron la publicación hasta que yo la vi, así que me inscribí sabiendo que podía no haber llegado a tiempo. PERO QUEDÉ. Ahora sí, iba a ir.
Y al final no solamente pude ir, sino que también pude participar en la parte de fotografía. Más contento imposible.
Conocía a algunos de los disertantes y no me cabía duda de que iban a dar unas charlas de lo más geniales, y así fue. Sin embargo, me sorprendió mucho el nivel de organización del evento. ¡Excelente! Se nota que hubo muchas manos trabajando muy duro, y cada uno aportó de lo mejor. Y en cierta forma, esa es la idea de las TEDx.
Si algo me encanta de este formato, es la variedad de temas de los que se expone. Esa variedad estuvo presente. Aprendimos que muchas veces el conocimiento es sólo una ilusión, que todos somos un poco nerds en algo, que es posible emprender con una idea original, y que en nuestro país hay pueblos originarios afectados por el abuso a su desconocimiento de las leyes y derechos que les pertenecen; entre otras cosas. De todo, bien variado. Eso es TEDx.
No faltaron las intervenciones artísticas entre las ponencias. Danzas, música en vivo, y actuación. ¡Ah! Y el hall de ingreso al teatro lleno de stands con cosas distintas. Drones, simulador de vuelo, impresora 3D, una bici eléctrica, intervención artística de fotografías, y más. ¿Quién se puede aburrir ahí? ¡No te querés ir más!
Como les comentaba recién, tuve la oportunidad de participar tomando fotografías, junto con un amigo que estaba en filmación. Nos facilitaron identificaciones de prensa y manos a la obra.
Eso hizo que la experiencia fuera doblemente mejor, porque si es genial asistir al evento, es incluso mejor verlo desde adentro. Y no me refiero a recorrer los pasillos laterales para el personal del teatro -aunque admito que eso tiene lo suyo-, sino a ver todo el trabajo y el esfuerzo detrás de lo que sale como resultado en escena. Vuelvo a nombrar lo impecable de la organización. Todos trabajando, ocupados en lo suyo y atentos a que todo saliera como correspondía.

Y ni hablar de lo atentos que fueron con nosotros en lo que necesitáramos, incluso comer y tomar algo.

Credencial de prensa. Instagram.

Eventos como TEDx promueven un espacio donde la gente puede contar experiencias y transmitir ideas y nuevos puntos de vista a situaciones cotidianas, para ayudar a construir una mejor realidad

 

Es realmente bueno y hasta diría necesario que la ciudad tenga este tipo de eventos. De repente te das cuenta de que no hace falta irse a otro lado para encontrar gente increíble, mucha de esa gente ya vive acá en nuestra ciudad desde hace rato.

 

Gracias a Lucas Bellomo, el loco de la idea. A todos los organizadores, que se prendieron con esa idea y laburaron un montón para que todos disfrutemos. Gracias a cada uno de los disertantes por compartir su conocimiento, ideas y experiencia con nosotros. Y por supuesto gracias también a los sponsors que bancaron gran parte de la infraestructura necesaria para el evento. Son todos unos grosos, sépanlo. Pasé un día genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *